Aunque la práctica del networking ha ganado protagonismo en los últimos tiempos, labrarse una red de contactos para atraer oportunidades en el plano profesional, no es nada nuevo. El networking no es más que crear una serie de relaciones con el fin de llegar a acuerdos o colaboraciones de negocio de forma recíproca entre los participantes.

Esta relación debe ser conveniente para ambas partes, por lo que se debe basar en la mutua colaboración para poder remar hacia intereses comunes que beneficien a los dos.

Aunque no es una práctica nueva, es cierto que nos encontramos en un momento en el que el networking es fundamental, tanto para las copañías como para los profesionales. Hacer contactos y rodearte de personas de tu mismo sector va a aumentar tus posibilidades de negocio y las de tu empresa. Es por este motivo que no debes descuidar tu círculo, y rodearte de personas vinculadas profesionalmente al sector al que te dedicas, así como mantener una relación constante con ellos.

Las habilidades sociales son muy necesarias en el networking. Así lo contaba Jane del Tronco en la Personal Branding Academy de Guudjob. “Todos conocemos a gente con habilidades sociales capaces de generar confianza de una forma muy natural y rápida, tanto en el mundo offline como online, pero tener ‘don de gentes’ o muchos contactos no es suficiente para ser un buen networker”. Jane asegura que se necesita mucho más que eso. “Puedes tener una gran red de contactos y no saber qué hacer con ellos”, advierte.

A continuación te presentamos 5 trucos para conseguir una oportuna red de contactos:

1. Asistir a eventos

El networking está de moda, así que no os costará encontrar eventos en los que el principal objetivo sea relacionarse y encontrar contactos profesionales.El primer paso es investigar y planear cuáles son aquellos a los que te interesa asistir para encontrar potenciales clientes o aliados en tu negocio.

Para ponéroslo un poco más fácil os dejamos un magnífico calendario de eventos escrito por Susana Albares de Marketing Online Hoy donde podréis encontrar todos los eventos de interés del próximo año relacionados con el marketing digital y social media.

Invertir tiempo en buscar los eventos que más te interesan es muy importante, de otra manera puedes acabar yendo a reuniones poco provechosas que te hagan perder el tiempo.

Como dice Jacqueline Whitmore en su artículo sobre networking, para aumentar tus posibilidades de interactuar en un nivel más personal y ganar clientes y amigos, es importante que establezcas una cita para, posteriormente, conectar de manera más profunda.

Una vez estudiados y detectados los eventos a los que te interesa asistir, debes investigar qué profesionales de interés van a ir para poder empezar a crear las posibles relaciones. Saber a que se han dedicado, en que proyectos han estado involucrados… En definitiva informarte un poco sobre su vida profesional para llevar “preparada” la interacción que tendrás con ellos y que vean interés por tu parte.

Hacer sentir al posible cliente interesado que es importante para ti, dedicarle tiempo y interés van a hacer sentir importante a la otra persona en cuestión y ayudará a poder crear una mejor relación de confianza.

“No sólo se trata de ir a hacer acto de presencia y ver qué sale. El tiempo de los emprendedores es un recurso valioso, deben aprovecharlo bien” Pablo G. Lascuráin

2. Dar y recibir

Esta es, sin duda, una de las claves más importante del networking: el hecho de dar para poder recibir a cambio. Debes ser muy generoso en este sentido y no esperar que las cosas te vengan hechas. Ve a buscar las oportunidades y trabájatelo.

Cuando haces networking debes saber que se trata de crear una red para obtener beneficios por ambos lados de forma honesta, por lo que compartir será fundamental para poder recibir tu parte. Comparte proyectos, conocimientos, contactos, etc.

3. Ayudar en lugar de vender

El objetivo primordial es conseguir crear negocio a través de las relaciones y para llegar a ello hay distintos caminos. En lugar de intentar vender el producto de forma directa, debes conocer a la persona con la que vas a interactuar previamente. Pregúntale e investiga sobre su historia, su producto o servicio.

Preguntar es uno de los puntos clave. De esta manera sentirán que realmente te interesa su historia y conseguirás despertar su interés en la tuya. Querrán saber más de ti y habrás logrado que se cree un tipo de relación en la que conocerán tus servicios sin haberles vendido el producto de antemano.

Todo queda resumido en eso, como dice Viridiana Mendoza en un artículo de Forbes sobre las claves del networking , intentar ayudar llama más la atención que intentar vender:

“Un ‘¿en qué puedo apoyarte?’ llama más la atención que un ‘¿qué puedo venderte?’.”

4. Invertir tiempo en tu red de contactos y ser proactivo

Es importante invertir tiempo en la red de contactos. Como comentábamos anteriormente, no sólo debemos preocuparnos de tener cerca a gente que nos conciene, sino también en hacerles sentir importantes. Debes lograr que te tengan en su top of mind cuando piensen en algún referente del sector en el que estás especializado, y eso sólo se consigue creando una buena relación de confianza.

Gracias a las redes sociales hoy es mucho más fácil poder estar en contínuo contacto con todos esos posibles clientes o partners. Por lo tanto la ecuación es sencilla: cuanto más tiempo inviertas en el networking, más resultados obtendrás.

Pero ojo, no sólo es importante estar presente de forma online, sino también realizar llamadas de vez en cuando, ir fidelizando el tipo de relación. Recuerda siempre que la única forma de fortalecer una relación, es ser proativos y constantes.

5. Ser constante

Y hablando de constancia, llevar un seguimiento de las personas con las que coincides y te interesa tener relación es fundamental. Durante un año conoces a mucha gente con la que pueden surgir oportunidades de negocio y no deben quedar en el olvido. Por lo que es importante organizarse e intentar mantener el contacto en el tiempo.

¿Quién te dice que un contacto que conociste hace mucho tiempo y con el que no tuviste posiblidades de negocio, ahora no pueda ser un potente aliado o cliente? Las circunstancias cambian en las empresas, igual que en la vida, y personas que en un pasado no pudieron crear la relación perfecta de negocio, puede que ahora estén en disposición de hacerlo.

Por este motivo no debemos olvidarnos de ellos ni esperar a que llamen, tenemos que ser activos y actuar. Esa será la única forma con la que conseguiremos resultados.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *