Cada día nos levantamos pensando en cuando será el día que nuestros jefes o el mismo mercado, si eres autonomo, te dará la oportunidad de crecer profesionalmente. Estamos en manos de estas dos grandes figuras que marcan el devenir de nuestra carrera profesional. Sin embargo nosotros podemos hacer mucho para impulsar al mercado o a esa persona que reportamos para que abra los ojos y certifiquen lo que valemos.

Eso que podemos hacer, no es otra cosa que trabajar duro y abrirnos a la realidad, a la credibilidad, a la confianza de otros para certificar nuestro buen trabajo como profesional. Proponemos 5 trucos para hacer que tus condiciones y crecimiento profesional no paren.

1. No trabajes para tus jefes sino para tus clientes.

2. Trata de mejorar cada día. Si ya dominas lo que haces, gana en velocidad.

3. Ponte retos y no dejes de aprender.

4. Sonríe. Hay un dicho chino que dice que sin sonrisa no se abre puerta. Sonríe, agradece a tus clientes por darte la oportunidad de probar tus servicios sin conocerte.

5. No solo lo hagas, también tienes que decirlo. Pero recuerda que no puedes decirlo tu. No tiene credibilidad. Permite que otros lo certifiquen por ti.

La apariencia, el trabajo duro y ética profesional te abrirá oportunidades laborales hagas lo que hagas.