Aprendiendo errores cometidos por grandes directivos I Bad Job Event

Desde Guudjob creemos en equivocarse para seguir creciendo, de ese concepto surgió el evento Bad Job, donde cinco grandes directivos de distintos ámbitos nos visitaron para compartir con nosotros algunos de los errores a los que se han tenido que enfrentar durante su carrera profesional. Y como se han podido, más tarde, convertir en grandes éxitos.

Para aprender y seguir construyendo, hay que equivocarse

1. Elena Gris, Directora de Marketing de Hyundai

Entre risas nos contaba la gran anécdota en la que se vieron envueltos con el lanzamiento del Hyundai Kona. El coche hacia referencia al nombre de una isla de Hawaii, una vez lanzado se dieron cuenta que no solo era una isla sino también una palabra en gallego… “El nombre viene de una isla de Hawaii, pero en gallego esta palabra significa “coño” señalaba Elena.

Desde el departamento de marketing empezaron a hacer análisis y ver como eso podía repercutir en las ventas sobretodo Gallegas, ya que era demasiado tarde para cambiar el nombre del modelo de forma global. Optaron por dejar de prestar la atención necesaria al mercado gallego pero finalmente decidieron contratar a un humorista del norte, que consiguió darle totalmente la vuelta y convertir el enfado colectivo en un gran éxito.

 

2. Paco Iglesias, CEO de ALSA

Paco Iglesias, fue el segundo en romper el hielo en nuestro evento, asegurando que “Vivimos en una sociedad en la que el error no se fomenta, se oculta y no se cuenta” comenta Paco.

Y nos explica en este caso varios ejemplos, uno de ellos, un error  con un empleado. Comenta que ALSA tiene la suerte de no tener demasiada rotación pero que inevitablemente de vez en cuando hay gente que entra y se va. Explica como se fue un empleado hace ya un tiempo, que además era amigo suyo: «Llevaba un tiempo diciéndome que había que cambiar ciertas cosas en la empresa, ser más comerciales y más innovadores. Hasta que un día me dijo que se iba. Yo le ofrecí una subida de salario y casi fue peor el remedio que la enfermedad”.

Antes de llegar a una crisis de este tamaño hay que saber anticiparse, hay que saber ver que es lo que está sucediendo y poder planificarlo.

 

3. Carlos Saiz, Co-fundador y CEO de Larrumba

Charlie es co-fundador y CEO del gran Grupo Larrumba, que consta de 24 restaurantes y 600 empleados. Nos cuenta entre otros errores la gran dificultad que tiene por delegar cuando se trata de tu propio negocio.

“La gestión de personas es muy complicada. Y la capacidad de delegar, cuando es tu propia empresa, la percibes de otra manera. Yo me he dado cuenta de que soy tremendamente controlador como emprendedor”.

Charlie comenta la importancia de involucrarte en tu negocio sin dejar tu vida de lado, los primeros años, nos explica que se pasaba horas y horas en los restaurantes. Con el tiempo ha ido aprendiendo a imponerse horarios  para poder dedicar el tiempo necesario al trabajo tanto como a su vida personal.

 

4. Laura Baena, Fundadora y CEO del Club de las Malas Madres

Laura nos cuenta como nació el Club de Malas Madres, cuando un día  en su agencia de comunicación se sintió mala madre: «vi que era imposible conciliar y que no tenía conexión con mi hija. A raíz de desahogarme en Twitter, conecté con mucha gente y se generó esta comunidad”. 

Cometió el error de salir de la agencia donde trabajaba mal asesorada y no poder capitalizar ni el paro para poder emprender con el club. «Lo tuve que hacer sin un plan, con una hija y embarazada. Por eso siempre me he sentido surfeando en una ola gigante de la que si me muevo algo va a ir mal”.

 

5. David Cantallops, Director de RRHH de Uterqüe – Inditex

David empezaba su charla comentando la importancia de saber sacar partido a los errores, y explicando las vueltas que ha dado su carrera profesional desde sus inicios. Él estudió Historia del Arte y luego trabajó de camarero. comenta: «Hasta los 30 no supe que quería trabajar por y para las personas. Entonces hice relaciones laborales y llegué al grupo Inditex para liderar un proyecto nuevo”.

Apareció entonces en su vida un libro que le inspiró enormemente La paradoja. Habla sobre el compromiso de las personas. La única forma de conseguir ese compromiso del que hablamos es creando un entorno adecuado para ello.

“Me di cuenta de los managers son la clave de las empresas, los que generan entornos agradables con su estilo de liderazgo. Así que empezamos a trabajar con ellos y conseguimos que todo cambiara finalmente. Así es como nació el “proyecto jardineros”.

Una vez el proyecto estaba creado, le trasladaron a David que los managers se sentían poco respetados por él, cosa que le hizo reflexionar…

“Trata a todo el mundo como quieres que te traten a ti, es una falacia. Hay que tratar a todo el mundo como ellos quieren que se les trate, porque cada persona es diferente”.

 

_____

Si quieres aprender más sobre todo lo que hablamos en Bad Job Event, no te pierdas ninguno de los posts individualizados

de cada uno de nuestros invitados, donde podrás ver y leer las charlas con más detalles 🙂

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *