Los profesionales ya no buscan prioritariamente un aumento de sueldo o mayor responsabilidad en el trabajo, cada vez importan más “las pequeñas victorias”. Esta es la conclusión del estudio sobre la definición de éxito profesional que ha publicado recientemente LinkedIn.

Sentirse realizado ya no es sólo cuestión de números. El 38% de los encuestados valora significativamente recibir un cumplido de un jefe, un colega o un cliente.

Para que una empresa funcione tiene que contar con trabajadores motivados que remen en el mismo sentido. En tiempos de crisis y precariedad como el actual, las expectativas económicas son difíciles de cubrir y el ánimo decae con facilidad entre la plantilla. Ahora, más que nunca, el trabajador necesita una motivación extra, y sentirse reconocido en el ámbito laboral es un excelente acicate.

El estudio de LinkedIn que mencionábamos anteriormente señala que cuando se expresa gratitud o alabanza hacia un trabajador, las consecuencias van más allá del sentimiento de realización del elogiado. Estos cumplidos pueden tener un efecto generalizado sobre una empresa. Así lo indica este informe, que asegura que en Estados Unidos son más propensos a tener una mejor actitud (58%), hacer un mejor trabajo (45%) y la estancia en la empresa más tiempo (32%) cuando se reconocen las pequeñas victorias. Situaciones que, sin duda, favorecen el buen funcionamiento de toda empresa.

Una buena valoración despierta el deseo de seguir trabajando y una crítica fundamentada incita y ayuda a mejorar. Así, un buen profesional nunca deja de aprender y Guudjob le ofrece la herramienta para dar el primer paso: escuchar a los clientes.