«¿Y tú qué eres? ¿A qué te dedicas?». Dos preguntas aparentemente sencillas (y muy habituales) que la gran mayoría respondemos erróneamente. Tendemos a contestar con la profesión que aparece en nuestro título universitario o con la última ocupación que hemos escrito en nuestro Curriculum Vitae.

De vez en cuando damos con un economista, taxista o camarero que, ante esta pregunta, contesta resuelto: «Actor», «Dj» o «Director de cine». No responden acerca de su trabajo en la auditoría o en el bar porque creen firmemente que lo que dice su CV no les define. Este tipo de personas da más importancia a sus aspiraciones y deseos, a lo que está por venir, al futuro.

Las personas más felices y exitosas echan la vista al frente, no al pasado, y apuestan por sus ilusiones ideando el próximo gran paso. Estos valientes se atreven a verbalizar sus aspiraciones ante estas preguntas cotidianas y se aventuran a soñar en grande.

Ahora existe ese lugar en el que uno puede hablar de lo que quiere hacer (y no de lo que hace). Un territorio en el que el pasado y lo que uno ‘debe hacer’ no supone una limitación y donde sólo el mercado dirá si un profesional es bueno o no. Guudjob se ha propuesto descubrir nuevas oportunidades en el ámbito en el que uno quiera zambullirse, facilitando la salida al mercado y dejando que sea éste quien valore lo que uno hace como profesional.

* Imagen cedida por Nick Aldwin