El lenguaje corporal es un aspecto muy importante de la comunicación ya que, en determinadas situaciones, puede dar mucha más información que las palabras. Sin darnos cuenta, nuestro cuerpo transmite constantemente información sobre nuestra personalidad y pensamientos.

Miriam López Martín, CEO de The Valley Talent, nos aconseja en este video qué no hacer, bajo ningún concepto, en una entrevista de trabajo si quieres resultar el candidato elegido.

Si no tienes tiempo de ver el video, te lo resumimos en esta breve lectura.


No demostrar nunca falta de interés

La falta de interés puede verse reflejada en distintos comportamientos como, por ejemplo, no haber trabajado en el currículum, no haber preparado la entrevista o, simplemente, en llegar tarde o con una vestimenta no adecuada.

Estas faltas de interés manifiestan que al candidato no le importa realmente si se hace con el puesto o no, o incluso puede llegarse a entender como una falta de respeto hacia el reclutador. Por lo tanto, mostrar una actitud proactiva en una entrevista de trabajo es clave para ser el seleccionado. Para que tu interés quede patente, pregunta cualquier duda que te surja o propón y aporta ideas nuevas. Tus sugerencias e inquietudes siempre serán valoradas de una forma positiva.

Alba Ramos Sanz nos indica que hay 4 preguntas que nunca debes hacer en una entrevista de trabajo: ¿Qué tendría que hacer en ese puesto?¿Tengo que hacerme un Test de Drogas?¿Qué tal lo he hecho?¿Por qué hay solo hombres?

Coherencia a nivel salarial

«Tus expectativas salariales deben ser coherentes», señala Miriam. Para ello es importante haber analizado el mercado y ser consciente de los salarios que se manejan actualmente. De esta manera, podrás ser cauto y realista a la hora de abordar el tema salarial en una entrevista de trabajo. No minusvalores este punto, pasarte por lo alto o pasarte por lo bajo puede tener consecuencias negativas para tu candidatura.

¿Y si el reclutador te pregunta por tu salario en tu puesto actual? Miriam lo tiene claro: «Decir que tenemos un salario muy por encima del real, no es razonable. Y sugerir que quieres un salario que duplique el que tienes en la actualidad, tampoco lo es».

Engañar en este aspecto puede hacer que las empresas se echen atrás a la hora de contratarte.

La importancia de la honestidad

«No mentir y mostrarte tal cual eres es crucial en una entrevista de trabajo», afirma la CEO de The Valley Talent. «Es importante ser honesto. Tanto por parte del reclutador como del candidato, para conseguir cada uno los objetivos finales del encuentro«, añade.

El fin último del reclutador es encontrar el mejor candidato para el puesto. Mientras que para quien se encuentra al otro lado del escritorio, el objetivo es encontrar un puesto de trabajo que se adecue a su formación y motivaciones, para así poder comprometerse con la empresa.

Como dice Eva Piqué: «La honestidad en una entrevista de trabajo es crucial«. La deshonestidad eventualmente sale a la luz y puede perseguir a la empresa o candidato a lo largo de su desarrollo, por eso lo más inteligente es tomar conciencia de los beneficios de decir la verdad y no buscar atajos para conseguir un empleo.

 

¿Te ha gustado este video?
Echa un vistazo a las píldoras de video de nuestra Personal Branding Academy.

boton-youtube-2-1

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *