Informar y dar seguimiento a los objetivos se ha convertido en una herramienta esencial para garantizar el buen funcionamiento en la empresa. Aporta múltiples beneficios en la gestión del desempeño y el compromiso de los empleados.

Son muchas las empresas que siguen contando con una evaluación de desempeño anual. Antiguamente se consideraba una herramienta esencial para medir el desempeño de los profesionales. Sin embargo, en los últimos años el entorno laboral ha evolucionado, los empleados necesitan actualizarse, buscar nuevas oportunidades de crecimiento profesional y mejora constante.

Las cifras apuntan a que las empresas que realizan una evaluación trimestral, obtienen un rendimiento un 30% superior que las organizaciones que lo abordan anualmente. Y el feedback en tiempo real aumenta la productividad hasta un 40%.

Uno de los grandes retos de las empresas, es alinear los objetivos de los empleados con los de la organización. Es fundamental que cada trabajador tenga claro cuales son sus propios objetivos y los cumpla según los plazos establecidos. Hacer un seguimiento y evaluación de los mismos, garantiza el éxito de la compañía.

Para que los empleados sean productivos y estén motivados deben conocer a la perfección lo que se espera de ellos. Mas de la mitad de los trabajadores no saben cuales son sus objetivos, esto es un gran problema que sufren muchos trabajadores, si no saben lo que se espera de ellos, no podrán desempeñar correctamente su trabajo. El feedback continuo y en tiempo real les orienta y les ayuda a mejorar para alcanzar los objetivos globales de la organización.

Beneficios de dar seguimiento a los objetivos

Grandes compañías como Adobe , GE, Deloitte y Goldman Sachs han reemplazado las revisiones tradicionales por un enfoque diferente llamado gestión continua del desempeño, informando y dando seguimiento a los objetivos de los empleados. En consecuencia, los resultados de estas empresas han sido muy positivos mejorando nivel de compromiso, reduciendo la rotación y aumentando la productividad.

Mayor compromiso: Cuando una empresa apuesta por una cultura de seguimiento de los objetivos de sus empleados, aumenta su compromiso. Es importante que el feedback sea constructivo para que el empleado se sienta valorado y le ayude a trabajar mejor. Permite que los empleados se aseguren que su trabajo tiene buenos resultados y vaya alineado con los objetivos globales de la organización. Los empleados y los gerentes pueden dar y recibir feedback por lo tanto, se crea un relación de confianza entre ellos.

Reduce la rotación: La falta de feedback es uno de los motivos por lo que los empleados cambian de trabajo, cabe destacar que para que el feedback sea efectivo debe ser constructivo y significativo, es decir, tener en cuenta las habilidades, las competencias blandas y el trabajo que está realizando el empleado.

Aumenta la productividad: Cuando recibimos feedback siempre hay margen de mejora, no solo mejora el rendimiento si no también la productividad, nos da el impulso a probar nuevos enfoques y a seguir adelante en los proyectos difíciles.

Con Guudjob podrás informar de tus objetivos y seguimiento con simples pasos:

Define los objetivos

El primer paso a la hora de definir los objetivos es determinar exactamente qué es lo quieres conseguir. En una empresa uno de los pilares más importantes son sus trabajadores, gracias a ellos conseguimos que el trabajo salga a la perfección. Por ello, una vez tengamos esa información debemos asignar metas individuales a los empleados alineados a los objetivos globales de la organización. Asegúrate que el objetivo sea claro y preciso. Crea un plan de distintas acciones que les ayuden a alcanzar dichos objetivos. 

  • Define lo objetivos y determina los diferentes tipos de feedback a activar en tu empresa y cómo proceder con cada uno de ellos.
  • Comunica a tus empleados cuales son sus objetivos y lo que se espera de cada uno de ellos. De esta manera, verán la importancia del feedback en tu compañía. 
  • Haz ver a tus empleados que es necesario e imprescindible la comunicación continua y transparente. Gracias a ello, podrás identificar si hay algún problema y solucionarlo lo antes posible.

Así ha cambiado la cultura de feedback en las empresas, mostramos las diferencias de ayer frente a hoy.

Evaluación & Seguimiento de Objetivos

Es importante que el feedback sea constructivo y en tiempo real, la revisión anual probablemente llegue al olvido a lo largo del año. Para rendir al máximo, los empleados deben recibir feedback mensual o trimestral.

Comunica a cada empleado cuales son sus objetivos mensuales, trimestrales y anuales. De esta manera, podrán organizarse según su forma de trabajo. Es vital que los empleados tengan presentes las expectativas de la empresa, para que puedan saber lo que se espera de ellos.

Realiza evaluaciones continuas y ágiles a través del módulo Agile Feedback de Guudjob. Cada empleado encontrará sus tareas y podrá organizarse para cumplirlas en su debido tiempo. Los resultados los podrá consultar él mismo y su supervisor para evaluar y comprobar que todo se entrega en los plazos establecidos. 

Mide y analiza los resultados

Una vez realizadas las evaluaciones, debemos medir y analizar los resultados para identificar a los que han alcanzado sus objetivos, prémiales y motívales para que sigan esforzándose. Esto lo puedes hacer con un programa de incentivos, rankings internos de los mejores trabajadores y premiarles con cosas que les motiven.

También podrás comprar los resultados de los demás empleados sin importar el área o la localización.  

En caso de que veas que hay que mejorar alguna habilidad de tus empleados, te proponemos crear micro-píldoras de 5 minutos para seguir formándoles y mejorar los puntos débiles de aquellos qué necesitan mejorar, puedes hacer a través del módulo Keep Learning de Guudjob.